Quiero ser tu e-mail fan!

jueves, 15 de septiembre de 2011

La familia política marsupial

Mi marsupial y yo llevamos más de una década juntos. Él y su familia política ya somos casi una manada. Pero siempre hay una excepción que me recuerda que esa no es la regla. Una vez estábamos pasándola bomba un domingo y ring! sonó el timbre anunciando la llegada triunfal de la criadora de marsupiales reina, es decir, mi suegra. Entre charlas banales ella destila su veneno a través del comentario "fui al centro y me sorprendí, porque estaban todas vestidas como vos de putarraca". Mi reacción instintiva fue clavarle el cuchillo que usaba para cortar las verduras de la ensalada que estaba preparando, al grito de "Muere, zorra muere!". Después creí que lo correcto sería explicarle que la gente se dejó de vestir como ella en la década del sesenta. Pero entonces respiré hondo, dejé el cuchillo y le dije a M1 "¿la echas vos o lo hago yo?" a lo que él respondió "¿te parece para tanto?". Esa tarde la criadora se quedó, pero lo peor no fue la clara necesidad de M1 de contar con su mami forever and ever, sino la certeza que de una domadora a una criadora hay solo un paso.

3 comentarios:

  1. ella es la primera a domar. Doma a la reina y domarás a los súbditos

    ResponderEliminar
  2. Ella es indomable Mirta!!! Tu patrona un poroto. Es buena, lo se, pero cuando destila veneno... agarrate!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Distancia... Es lo único que me sale, mas alla del instinto asesino que esos SERES nos provocan,
    ellas los parieron y nosotras....???? los queremos...

    ResponderEliminar