Quiero ser tu e-mail fan!

martes, 4 de octubre de 2011

¿Quién tiene el control?

Una cosa que envidio profundamente de los Marsupiales es su afición a los deportes. No miento al decir que todos los especímenes que conozco gozan de una manera impúdica al ver o practicar cualquier actividad que implique una serie de reglas o normas a desempeñar dentro de un espacio o área determinada (campo de juego, cancha, tablero, mesa, entre otros)*. Y si tiene un balón de por medio ya es un festín. Pueden estar frente a un pantalla durante horas sin perder el interés en una pelota que va y viene. Gritan, insultan, bendicen, organizan eventos y fiestas en su honor. El deporte nutre sus egos de las maneras más extrañas: llegan a pavonearse de su extrema habilidad deportiva al criticarle a los profesionales sus jugadas, cuando la única actividad en la que honestamente se los puede calificar como expertos es en la cosecha de barrigas. Es que ellos no miran un partido, están ahí, transpiran con el deportista, sufren sus errores, y celebran sus aciertos en carne propia. Eso me da envia.
Las actividades de las domadoras no incluyen en igual medida ese sentido de pertenencia, esa admiración por quien realiza hazañas físicas y suda hasta parecer recién salido de una pileta, o que puede hacer jueguitos con un par de medias mil veces sin que se le caiga. Lo nuestro pasa más por el lado de lo delicado, de lo sutil, de lo artístico. Pero si hay algo de lo que somos fanáticas y practicamos religiosamente día tras día son las actividades circenses, que mezclan en coutas perfectamente iguales destreza, rigor físico y energía. Hacemos malabares para realizar en un solo día setenta y dos actividades impostergables, que incluyen desde ser voluntaria en la escuelita de la Villa, hasta tener las uñas impecables, sin nunca oler como un calcetín usado. Somos unas acróbatas sin vértigo dentro de los tacos, contorsionistas en la clase yoga, pilates o la actividad física que realizamos para vencer las leyes de la gravedad, y que el trasero siempre quede en su lugar. Hacemos pasayadas frente a las crías para que se diviertan, frente a nuestros jefes cuando nos pescan en facebook a las diez de la mañana, o ante el Sr. de la ferretería cada vez que tenemos que buscar solución a los problemas domésticos que los Marsupiales no pueden resolver, porque están muy ocupados mirando la repetición del partido Minsk - Sydney por la copa de sudafricana de verano.
Pero hay un deporte que se practica entre Marsupiales y Domadoras y en que ambos bandos estamos en iguales condiciones: la lucha por el control remoto. Cada vez que la tele se prende, M1 encuentra un evento deportivo que tiene que ver sí o sí, sino se muerte súbitamente, y yo encuentro un documental de Marcel Proust, un capítulo de Sex and the city o una receta magistral de peras al chocolate que nunca en mi vida voy a practicar en mi cocina.
Ahí, señoras y señores, es cuando empieza la competencia encarnizada. Una conversación típica puede ser: D: Me toca mi, vos viste tres partidos seguidos del mundial de curling...
M1: no te olvides de que los martes son tuyos por la serie esa de HBO que sólo vos ves, así que hoy elijo yo.
D: Y vos tenés dos días: los fines de semana de futbol las 24 hs.
M1: Bueno, pongamos un documental.
D: Dale, poné Discovery que seguro hay algo bueno.
M1: Uh, yastá, miramos esto! Es un documental sobre todos los equipos que ganaron el mundial desde Uruguay en 1930!!!
D: ¿¡vos me estás tomando el pelo!?
Esto puede seguir por horas, o hasta que aparezca Forrest Gump, Blade Runner o Dr. House, porque ahí siempre hay acuerdo. Después de muchas luchas por el control, M1 y yo llegamos a conclusión que lo mejor era que en nuestro dormitorio no tengamos un televisor.
*Según los datos controvertidos de mi adorada wikipedia, eso es un deporte.

11 comentarios:

  1. Leyendo OHLALÁ encontré tu blog, y me encanto! Mi pseudo relación con un chico de otro país viene este jueves a pasar unos días tras 3 semanas de no vernos. ¿Qué me advirtió antés?, que el viernes a las 17 hs juega Uruguay, y que a las 20 hs juega Argentina..."¿Los vamos a ver, no?"- agrego... Increíble!

    ResponderEliminar
  2. Te estás superando y eso que te faltó el Mundial de fútbol!

    ResponderEliminar
  3. jaja. Lucha por el control remoto es el deporte que faltaba en las olimpíadas

    ResponderEliminar
  4. La gloria de vivir sólo con petit enfant: veo tele a las dos de la matina, pero no peleo por el control remoto. Ahora, lo del rugby, yo veo los partidos. No sé si por fanática o por el hormonazo. Esperá, ya te digo... sí, es por el hormonazo.

    ResponderEliminar
  5. Sacar el televisor del dormitorio definitivamente te cambia la vida, yo lo logré hace 3 años y medio!


    (pero en su lugar entró un paquetito llorón y cagador que llegó de París, ahora que lo pienso no sé si fue negocio...)

    claro que, para lograr el objetivo la domadora debería revisar su adicción a dormirse con la tele prendida no? (si la habré sufrido en carne propia, con art attack a las 4 am)

    ResponderEliminar
  6. te falto, que aunque loco por el futbol.....el desgraciado, todos los fuckin domingos te despierte con el ruido de autos pasar....para llegar a ningun lado..y volver a pasar........DIOS!!!!!!!!!!!! SIEMPRE JURO QUE LO VOY A DESPERTAR CON Utilisima, en una explicacion boba, relatada como boba! pero siempre se despierta antes èl.

    ResponderEliminar
  7. Blade Runner, cuanto hace que no la veo!

    En realidad, esto no se me aplica. No miro futbol, pero ademàs, vivo solo!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. esa es una guerra que tengo perdida, pero como buena guerrillera, cuando lo agarro distraído al hombredelacasa, enchufo Dr. House - no tenemos consenso pero al menos lo deja hasta que termina- . En cuanto me doy vuelta él pone la NBA y esos partidos de flaquitos con short cortísimo de los años 70... y yo me vengo a leer blogs! en el caso menos probable de nuestra vida familiar (que estén los cuatro niños dormidos, como ahora!)

    ResponderEliminar
  9. Deberían hacer algo para decidir: Tirar una moneda, jugar piedra papel o tijera (al mejor de tres), quién aguanta más tiempo sin parpadear, o algo así.

    Y con respecto a wikipedia, sí, es, fue y será mi mayor maestra, a la par de taringa!

    Saludos :)
    http://paradoenelabismo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. la lucha por la pantalla es terible y aunque existen territorios neutrales, (gracias a Dios por las temporadas de House) convengamos que el peor de los esenarios es la carrerita los domingos 9 de la mañana inexplicable!

    ResponderEliminar
  11. chicas... les resumo mi actual situación... no encuentra ningún deporte divertido en el amplio, y reducido, zapping y les confirmo que la selección brasilera de futbol femenino va ganando 2-0 a la argentina! le dije... furbol femenino!!! si... pero quién te gusta de las que está ahi?? ninguna!!! entonces! respuesta... para ver como juegan!!! (y hace 30 minutos estoy escuchando el relator!!)

    ResponderEliminar